Régimen Agrario no ayuda a disminuir la pobreza y la informalidad laboral

“El régimen agrario actual no aporta a la formalización laboral en el sector, que en la actualidad es de sólo el 19%. Por el contrario, favorece principalmente a un pequeño sector de grandes empresas que emplean el 89% de los trabajadores comprendidos por esta norma, en un contexto en el que el sector en su conjunto ha crecido y alcanzado niveles de rentabilidad superiores al resto de actividades económicas”, dijo el presidente de la Comisión de Usuarios Roma – Vallejos, licenciado en administración Sergio Pretell Villa

“La lógica del actual régimen laboral agrario es beneficiar a las empresas, exonerarlas de varios pagos para que sigan acumulando más ganancias, no solo los trabajadores sufren las consecuencias, sino también el Estado. Amparándose en el seguro agrario, en teoría para los pequeños agricultores, las grandes empresas del sector solo aportan 4% a EsSalud en lugar del 9% que aportan las del régimen general”, añadió.

Las agroexportadoras solo pagan la mitad del impuesto a la renta (15%) y son beneficiados con la devolución anticipada de aranceles pagados por insumos importados, ellos tienen acceso a infraestructura de riesgo subsidiada por el Estado, así como gozan de ventajas arancelarias por los Tratados de Libre Comercio (TLC). Además, el Estado transfiere fondos mediante la adjudicación a bajo de costo de tierras favorecidas para beneficio de las empresas como Casa Grande, Cartavio y Sintuco, que pertenecen al Grupo Gloria, por la infraestructura de irrigación”, acotó el también docente del SENATI.

“Como recordamos, esta ley fue aprobada durante la dictadura fujimorista. En ese entonces, el ministro de Agricultura, José Chlimper era del partido fujimorista Fuerza Popular y también representante de Agrokasa, una de las principales agroexportadoras del país”, agregó

Apoyo del congreso

“Se espera que el Congreso legisle con sentido de justicia y equidad, considerando que el sector agroexportador ha logrado un nivel de consolidación económica y comercial -durante casi dos décadas de régimen especial- que hace viable el tránsito de sus trabajadores el régimen laboral general, con pleno acceso a los derechos laborales, en reconocimiento que los trabajadores y trabajadoras del campo son un factor determinante en el desarrollo del sector agroexportador”, dijo el dirigente de los agricultores.

“Para mejorar la competitividad, promover el desarrollo económico y la formalización laboral en el sector se deben impulsar políticas públicas que fomenten la capacitación laboral e innovación tecnológica, lo cual permitirá generar mayor valor agregado, que a su vez redundará en crecimiento económico, mejores remuneraciones y como consecuencia de ello, empleos de calidad. Nada de esto se percibe en el intento de prorrogar su vigencia”, recomendó.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.