RutaPerú: Medidas urgentes para mejorar la gobernabilidad y democracia del país

En el 2019, la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política diagnosticó que la falta de democracia representativa en el Perú se debe principalmente a (I) partidos políticos y movimientos regionales precarios, sin compromisos con programas de gobierno ni idearios políticos y que son poco representativos; (II) una política vulnerable a prácticas de corrupción; (III) deficiencias de gobernabilidad y control político con consecuencias negativas para la provisión adecuada de servicios de calidad; y (IV) limitaciones a la participación electoral y política de los ciudadanos.

Con este objetivo, desde IPAE Asociación Empresarial se presenta la #RutaPerú Democracia Representativa, la cual desarrolla tres grupos de propuestas para fortalecer la democracia en el país; (i) afinar los pesos y contrapesos entre el Poder Ejecutivo y el Congreso; (ii) fortalecer la función legislativa; e (iii) impulsar la consolidación de Partidos Políticos; y una propuesta para defenderla: i) preservar los elementos fundamentales de la democracia

1. Afinar los pesos y contrapesos entre el Poder Ejecutivo y el Congreso: La #RutaPerú por un lado medidas para limitar al Legislativo: (i) sustituir la cuestión de confianza al inicio de funciones del Presidente del Consejo de Ministros por una presentación sin voto; (ii) limitar la cuestión de confianza y censura a ministros; (iii) prohibir la censura del Presidente del Consejo de Ministros o que éste solicite la confianza durante el último año de gobierno; y (iv) eliminar la vacancia por incapacidad moral y regular de manera más precisa las causales de vacancia presidencial.

Por su parte, se plantea limitar el accionar del Poder Ejecutivo mediante: (i) prohibir la cuestión de confianza para reformas constitucionales; (ii) precisar condiciones para considerar otorgada o denegada la cuestión de confianza (iii) fortalecer la excepcionalidad de la disolución del Congreso; (iv) limitar la emisión de Decretos de Urgencia durante la disolución del Congreso.

2. Fortalecer la función legislativa: Es vital para el desarrollo del país mejorar la calidad de las leyes emitidas desde el Congreso. Para ello, es importante (i) restringir la exoneración de remisión a comisiones y de segunda votaciónpara la aprobación de proyectos de ley en el Pleno del Congreso; (ii) establecer una Cámara de Diputados con representantes elegidos por circunscripciones electorales y una Cámara de Senadores con un número fijo de representantes, elegidos en circunscripción única nacional, sin que ello signifique un aumento sustantivo del presupuesto del Congreso; además que las Cámaras deben tener funciones y competencias diferenciadas y complementarias; (iii) que los representantes al Parlamento Andino (5) sean designados entre los legisladores ya elegidos para integrar la Cámara de Diputados; (iv) disponer la renovación por mitades de la Cámara de Diputados, a mitad del mandato, junto con la elección de autoridades regionales y municipales, ampliando la duración de los mandatos de estos últimos a cinco años y ordenando así el calendario electoral; y (v) permitir la reelección de los congresistas, ya que ello profesionaliza la función legislativa y fiscalizadora.
3. Impulsar la consolidación de Partidos Políticos: Sin organizaciones políticas sólidas es imposible fortalecer la democracia y la gobernabilidad del país. Por ello, se propone (i) reforzar condiciones para la alianza o consolidación entre partidos; (ii) establecer una participación mínima de militantes en elecciones internas abiertas; (iii) regular las condiciones para la postulación de un partido a unGobierno Regional (mínimo presentar candidatos a cuatro regiones) o Alcaldíaprovincial (a dos tercios de los distritos de la provincia); (iv) mientras se mantenga el Congreso unicameral, elegir a una parte de los congresistas el mismo día de la segunda vuelta.
4. Preservar los elementos fundamentales de la democracia: Establecer mecanismos para que los actores políticos reafirmen y garanticen su compromiso de preservar los siguientes elementos fundamentales de la democracia peruana: i) respetar los derechos y libertades fundamentales de las personas; ii) respetar la libertad de expresión y de prensa; iii) respetar la independencia y autonomía de institucionescomo el Congreso de la República, el Poder Judicial, el Ministerio Público, el Tribunal Constitucional, el Banco Central de Reserva, la Defensoría del Pueblo, el Jurado Nacional de Elecciones y la Contraloría General de la República; iv) respetar la alternancia en el poder y convocar debidamente a elecciones libres y transparentes; v) respetar la Constitución vigente y los procesos que la misma establece, incluso cuando se trate de modificarla; y vi) impulsar un gobierno efectivo en desplegar políticas públicas y brindar servicios de calidad a la ciudadanía, sobre todo en temas críticos como salud, educación, seguridad ciudadana, lucha contra la corrupción y formalización de la economía.
Un sistema democrático sólido implica que tengamos un adecuado equilibrio de poderes, respeto de la libertad de prensa y de expresión, respeto de los derechos fundamentales, partidos políticos institucionalizados con democracia interna y ciudadanos involucrados en el quehacer público. Debemos fortalecer nuestro actual sistema, solo así podremos centrarnos en atender los verdaderos problemas que urge solucionar de cara a lograr un Perú desarrollado”, comentó Elena Conterno, presidenta de IPAE.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.